Estilo de aprendizaje de la generacion X

 

ESTILO DE APRENDIZAJE DE LA GENERACIÓN "X"

Hoy día, muchos puestos laborales son ocupados por integrantes de la generación "X" (aquellos nacidos entre 1964 y 1980). En el futuro las oportunidades de desarrollo hacia niveles ejecutivos serán para ellos. Pero surgen preguntas: ¿Cuál es el estilo de aprendizaje de los miembros de esta generación? ? ¿Aprenden de la misma forma que la anterior generación? ¿Lo hacen de manera diferente?.

Para empezar, hay que entender que como personas los ejecutivos tradicionales y los miembros de la generación "X" son muy diferentes, no los motivan las mismas cosas y en el trabajo tienen un sistema de valores muy diferente.

Por lo mismo, no sorprende que en muchos instructores y áreas de capacitación se sientan incómodos cuando se enfrentan a un miembro de la generación ""X"".

 

DIEZ DIFERENCIAS GENERACIONALES

¿En qué son diferentes los miembros de la generación "X"?

Estas son, de acuerdo con los expertos, diez diferencias específicas de mentalidad:

1. Colaboran más. "Los integrantes de la generación "X" son más colaboradores. Se toman el trabajo de equipo en serio. Los miembros de la generación "X" crecieron con la idea del equipo, y les gusta". En cambio, en el caso de los ejecutivos tradicionales el concepto de trabajo en equipo se introdujo cuando muchos de ellos ya tenían algunos años inmersos en la empresa. Algunos todavía manifiestan reticencias en cuanto al valor del trabajo en equipo.

2. Dan menos valor a las jerarquías. Por lo tanto se debe tratar a los miembros de generación "X" como iguales, no como subordinados. Es necesario incluir a los miembros de la generación "X" en el proceso de aprendizaje. Si un instructor le da una orden a un ejecutivo tradicional, probablemente la lleve a cabo. En cambio, es muy posible que el de la generación "X" no lo haga hasta que esté convencido de que es lo correcto.

3. Son más altruistas. Los miembros de la generación "X" ingresan a las empresas y aceptan participar en proyectos laborales por razones más altruistas que los ejecutivos tradicionales. No consideran que el estatus está necesariamente vinculado con el éxito y la felicidad.

4. Se sienten más a gusto trabajando al lado de mujeres que los ejecutivos tradicionales. Esta es la primera generación en la cual tanto hombres como mujeres no tienen ninguna preferencia por tener un jefe hombre o mujer.

5. Son más hábiles para la administración. Más miembros de la generación "X" han estudiado administración formalmente, y tienen un enfoque más profesional que el que tenían los ejecutivos tradicionales a la misma edad". A diferencia, los ejecutivos tradicionales terminaban en puestos directivos sin ninguna capacitación.

6. Son la generación de la informática. Las computadoras siempre han formado parte de su vida, y las manejan mucho mejor que los ejecutivos tradicionales. Los "X" son la primera generación de la informática."

7. Insisten en equilibrar la vida y el trabajo. Para un miembro de la generación "X" esto es de suma importancia y generalmente valoran mucho el tener y disfrutar una vida independiente del trabajo.

8. Tienen diferentes estilos de comunicación. Los ejecutivos tradicionales son poco asertivos y tienen un estilo de comunicación mucho más "diplomático" para hablar, incluso cuando se dirigen a sus compañeros de curso son más indirectos; los de la generación "X" tienden a ser más abiertos y directos.

9. Son menos leales. Si la lealtad se define como la disposición a quedarse en una compañía en las buenas y en las malas, los miembros de la generación "X" no pasan la prueba. Siempre están listos para cambiarse al próximo trabajo, ya que tienen más confianza en sí mismos que los ejecutivos tradicionales. Cuando un trabajo ha dejado de ser satisfactorio desde el punto de vista creativo, intelectual, emocional o económico, no tienen miedo en actualizar su curriculum e ir en busca de un nuevo empleo. Los miembros de la generación "X" son leales a su profesión, no a su empleador, mientras que los ejecutivos tradicionales mantienen la lealtad a su compañía y sienten que los demás deberían pensar igual.

10. Ignoran las reglas. Los miembros de la generación "X" siempre están deprisa, luchan para obtener resultados y tienden a esquivar reglas y procedimientos. Están dispuestos a correr riesgos e innovar, incluso cuando ello pueda enloquecer a un instructor.

 

¿Le parece que las diferencias son enormes?

Hay que saber, también, que los miembros de la generación "X" no dudan en criticar los estilos de administración de los ejecutivos tradicionales y con frecuencia se quejan de ello. Dicen que los ejecutivos tradicionales se saben el discurso pero no lo siguen; ponen poca atención en la participación y el trabajo en equipo.

Es más, consideran que muchas veces los ejecutivos tradicionales y los instructores a menudo piensan: "Estamos en lo correcto, ellos están mal", y tratan de cambiar la actitud de los jóvenes.

Con frecuencia el primer error que se comete al tratar de capacitar a un integrante de la generación "X" es suponer que él o ella se parecen a un ejecutivo tradicional. El segundo error consiste en tratar de cambiar a toda costa su mentalidad. El tercer error es garrafal y tiene que ver con el hecho de dar demasiada importancia a las diferencias generacionales.

Resulta fácil poner énfasis en las diferencias. Puede haber diferencias generacionales, pero quizá esto no sea lo realmente importante.

 

Entonces, ¿qué es lo importante?

Lo verdaderamente importante de estudiar la lista de las diferencias generacionales es que es una referencia especialmente útil cuando la primera reacción frente al comportamiento de un miembro de la generación "X" es la confusión, pero no se deje llevar por ella. Más bien es una invitación para que el integrante de la generación "X" explore qué lo hace funcionar y para que el instructor tradicional reflexione sobre las características de sus capacitandos "X"

 

¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Qué lo "prende"? ¿Qué le gusta y que quieren cambiar?

Es posible que el joven de la generación "X" esté más dispuesto, en caso necesario, a renunciar y buscar empleo. Pero también estará más deseoso de sacarse una respuesta de la manga y obtener resultados.

Quizá pueda desafiar los procedimientos y pueda provocar que el barco se hunda cuando se trata de una gran empresa pero, ¿quién dice que un pequeño bamboleo puede ocasionar un malestar mayor en un negocio empresarial ávido de novedades?

El instructor tradicional se meterá en problemas si insiste en no aprender de la mentalidad de la generación "X" y no ve los beneficios que ofrecen las perspectivas de los miembros de la generación "X".

 

 

Regresar a la lista de Artículos